La hacienda embrujada de Mérida

Hay cierta hacienda en Mérida que tiene la fama de ser un lugar que está embrujado, misma que se ha ganado a pulso luego de varios acontecimientos que han sucedido en aquel lugar, así como por un enorme número de relatos que han sucedido en ese sitio según dice la gente, todo en sus poco más de 100 años de edad. Desafortunadamente, este lugar ha sido aprovechado por varias personas que lo ocupan para fines muy malos, pues existe un enorme grupo de personas que entra a este sitio únicamente para utilizarlo como un templo de adoración hacia Satanás, pues este sitio es utilizado constantemente por estas personas para realizar ciertos rituales satánicos, o eso demuestran las paredes pintadas de aquel sitio.

Como mencioné anteriormente, esta hacienda ha sido ligada a muchísimas historias que han ido pasando de boca en boca entre toda la gente que vive en Mérida. Una historia muy conocida entre la gente, más que nada porque el protagonista aún sigue con vida, es la de un hombre que relata que una tarde, como cualquier otra, iba hacia su casa, tranquilo como siempre, pero de la nada notó que, justamente cerca de dicha hacienda, se apareció la mitológica “Xtabay”, por lo que este hombre corrió a la máxima velocidad posible, por lo que apenas pudo salvar su vida, pero sufrió en este proceso varios rasguños en la espalda y la ruptura de su camisa.

Una historia algo distinta a esta se remonta a épocas de la Revolución, por allá de los años 1910. Esta historia tiene como protagonista a cierto hombre, del cual solamente se sabe que era malo, verdaderamente malo, por lo que era odiado por la gran mayoría de la gente que lo conocía. Y es que esta persona era de esas que se regodeaba en el dolor ajeno, pocas veces se le veía tan feliz como cuando humillaba y maltrataba a sus semejantes. Generalmente, aprovechaba aquellos días en los que tenía que pagar a todos sus obreros para tomar todas esas monedas y lanzárselas desde un balcón pues disfrutaba que la gente se arrastrara para recogerlo.

Hubo una ocasión en la que este malvado hombre tuvo que salir de la ciudad, y cuando volvió en su enorme carruaje, todas esas personas hartas de sufrir su desprecio y humillaciones, inspirados por todos esos movimientos de revolución que estaba teniendo México, tomaron la decisión de poner fin a esa historia. Todas esas personas se armaron con cuchillos y esperaron a que aquel hombre volviera, en ese momento, justamente afuera de su hacienda, todos esos rebeldes decidieron acabar con su vida y robar cada pertenencia que él portaba en aquel momento. Al revisarlo, un par de personas notaron que aquel hombre tenía una cola muy similar a la del mismísimo demonio, por lo que todos salieron despavoridos al instante.

En esta hacienda de Mérida han ocurrido algunas otras anécdotas que no son leyendas, sino hechos verdaderamente documentados, pues sucede que ha habido varios casos en que a los alrededores de dicho sitio se han encontrado cuerpos sin vida, lo que hace que este lugar sea más tétrico.

Si te interesa conocer esta hacienda tanto como me interesó a mi, hasta que lo hice claro está, no dudes en hacer tu viaje, pues hay mucho hoteles en Mérida que están más que listos para brindarte una grandiosa experiencia.