Descubre un poco más sobre los materiales de construcción

La adaptación de los materiales de construcción se ha comenzado desde los primeros intentos de edificar un hogar. En busca de protegerse ante adversidades, el hombre ha creado diferentes tipos de refugios, entre los que se encuentran las cuevas utilizadas en los tiempos más remotos y los rascacielos con la mayor tecnología de la actualidad. No obstante, las primeras construcciones no fueron tan elegantes, ya que estaban elaboradas a partir de materiales encontrados en zonas cercanas a la construcción.

El surgimiento de los primeros materiales de construcción fue a partir de los elementos naturales, los cuales fueron modificados a través de diferentes técnicas, lo que dio como resultado que fueran más resistentes a diferentes factores. Esto hizo posible que se utilizaran para la elaboración de los hogares de las personas, pues se consideraban bastante seguros.

Entre los materiales de construcción, hay algunos que sirven como punto de partida para la creación de otros. Tal es el caso de la arena, que es utilizada sola o mezclada y manufacturada para fabricar fibra de vidrio. Estos casos se suelen clasificar de esa manera: materia prima y, posteriormente, los productos generados.

De igual modo, la arcilla se utiliza para elaborar varios productos, entre los que se encuentra el barro. Compuesta en gran medida de adobe, la arcilla se utiliza para crear varios productos de construcción, como las tejas, los ladrillos o los azulejos. Estos sirven para dar la estructura de paredes y techos a las casas, por lo que son muy importante. Además, son de precios muy bajos y resistentes a muchos contratiempos.

El número de piedras utilizado en la construcción es impresionante, y abarca varios tipos, como el granito, la arenisca, la piedra caliza y el granito. Con procedimientos muy simples, es fácil hacer materiales más complejos, como el cemento, cal, hormigón y el yeso. Estas mezclas son ampliamente usadas en el mundo de la construcción, debido a la fuerza y la flexibilidad que se obtiene con estos materiales. Añadido a esto, cumplen con los requisitos de los estándares internacionales de la construcción, por lo que se puede confiar en su resistencia ante diferentes eventos. De ahí que sean los materiales más utilizados.

La madera, el bambú, la paja y los tableros aglomerados son unos ejemplos de lo que se empieza a distinguir como materiales orgánicos en la construcción. Aunque la madera es el más utilizado, los demás también tienen un espacio apartado en el terreno.

Finalmente, se encuentran los materiales de metal y sintéticos. Siendo los más novedosos e innovadores del mercado, amenazan constantemente a los materiales utilizados previamente, ya que, además de su tecnología de maleabilidad, poseen precios muy accesibles y son muy seguros en el momento de construir los edificios. Los de metal suelen ser utilizados básicamente en tuberías, instalaciones eléctricas o paneles solares. En cambio, los que son sintéticos pueden ser usados en diferentes maneras. Los más usados son el PVC, el poliestireno y la silicona, además de las variaciones de cada uno.

La construcción de una casa requiere los mejores materiales, a pesar de que no parezcan tan accesibles. La seguridad es primero, por lo que siempre es mejor invertir un poco más en materiales de mejor calidad, que arriesgar el bienestar ante el dinero. Para saber más del tema, consulta la siguiente liga: http://www.seccionamarilla.com.mx/categorias/materiales-de-construccion.