Vuelos baratos que ni pensaría en comprar

Creo que no me voy a equivocar en ningún caso cuando afirmo que no hay nadie que piense en un avión cuando estamos hablando de historias embrujadas, es probable que todos piensen en casas, mansiones, haciendas o hasta en hoteles, pero no hay nadie que piense en un avión, pero es algo que ha sucedido varias veces, lo que me pone a pensar que nunca, ni aunque me ofrezcan los vuelos más baratos, voy a poner un pie en alguno de estos aviones, y estoy casi seguro que estarán de acuerdo conmigo, o si creen ustedes que estoy exagerando, los invito a que lean las historias que compartiré a continuación.

Una de las historias más escalofriantes de las que pude leer en relación a estos temas es protagonizada por una aeromoza, y es que nos narran que la aeromoza estaba haciendo un recorrido de rutina, pues estaban en un vuelo muy largo en el que tenían que volar la noche entera. Cuando la mujer hacía su chequeo por todo el avión, se encontró a un viejito que estaba sentado sobre las escaleras de una parte del avión a la que se supone que ningún pasajero tiene acceso.

En ese preciso momento, la empleada caminó lentamente hacia el viejito para preguntarle cómo es que había llegado a este lugar, mientras que el viejito simplemente le pidió una disculpa a la mujer explicándole que estaba emprendiendo un viaje con su esposa, misma que estaba sentada en uno de los asientos de la parte superior del avión, pidiéndole, de favor, que se acercara a ella para decirle que todo estaba bien, pues él sabía que su esposa iba a estar preocupada y preguntando por él.

Tal como lo pidió el viejito, la aeromoza se adelantó para encontrar a la esposa y poder dar el mensaje que él tan cálidamente le había encargado. Al momento de dar el mensaje, la aeromoza se llevó una sorpresa realmente inesperada, y es que sí, en efecto, la mujer confirmó que su esposo estaba viajando en aquel avión, bueno, ex esposo, pues estaba viajando dentro de un féretro. Tal fue el escándalo, que no pudieron aguantar y decidieron abrir el féretro, pero el cuerpo del hombre ya no estaba ahí dentro.

Una historia que también me llamó la atención necesitará que les dé una breve introducción, y es que hubo un avión que tuvo un accidente en el lejano año de 1972, y, desafortunadamente, en este pequeño accidente hubieron más de 100 personas que fallecieron. Luego de este accidente, las autoridades aéreas se dieron a la tarea de analizar el resto del avión, indicando que habían algunas piezas que podían ser reutilizadas para la elaboración de otros aviones, y fue justamente lo que hicieron.

Una de las piezas que estaban dentro de este avión fue utilizada en otro, mismo que volaba con naturalidad, hasta que fue objeto de muchas conversaciones en el año de 1975, pues una aeromoza reveló que fue enviada por su supervisor a hacer labores de limpieza, pues tenía que limpiar unos hornos entre algunas otras cosas. Acto seguido, la mujer tuvo que desplazarse hasta ese lugar para limpiar los hornos, pero le llamó la atención que sintió mucho frio en el momento que llegó a aquella habitación, cosa que era realmente destacada, pues viajaban por uno de los lugares más cálidos del país.

Cuando la mujer comenzó a limpiar, se dio cuenta de que había una persona con uniforme que estaba parada detrás suyo, sin hacer nada más, por lo que ella volteó para ver quién era, pero no había nadie. Ella vio este reflejo más de una vez, por lo que decidió salir corriendo del lugar para contar lo que había pasado, a lo que el supervisor dijo que era normal.