Torre BBVA Bancomer, oro en energías limpias

El segundo edificio más alto de la Ciudad de México, ubicado en Paseo de la Reforma 510, cuenta con 234 metros de altura, 50 pisos y un diseño con sistemas inmóticos que le permiten ahorrar el 25% de energía, así como disminuir el consumo de agua desde el 30 hasta el 50%, gracias a los circuitos cerrados para reutilizar el líquido.

Estas características hicieron que la obra del arquitecto Víctor Legorreta y el inglés Richard Rogers recibiera la certificación LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) dorada que otorga el US Green Building Council (USGBC). En la zona metropolitana, sólo la Torre HSBC y la Torre Vistral cuentan con el mismo reconocimiento.

Valió la pena una inversión de 650 millones de dólares y el considerar 255 lugares para bicicletas.

En palabras de su artífice mexicano “El reto fue devolver no sólo un edificio de oficina eficiente, sino algo que aporte a la ciudad, un icono”.

Lo logró: enriqueció el modelo universal de un espacio comercial, lo dotó de un sentido de comunidad, vistas privilegiadas hacia el Bosque de Chapultepec desde las terrazas que se conectan con el hall, jardines elevados ubicados cada nueve niveles y ascensores panorámicos de cristal para uso de visitantes o de los 4,500 empleados.

La Torre BBVA Bancomer se diseñócon base en los principios-cualidades del contexto urbano actual, es una construcción que cuenta con helipuerto. De igual forma, procura conservar su relación con el medio natural, aprovechando el aire frío del exterior por medio de filtros para evitar uso de aires acondicionados e iluminando sólo con focos LED, características que también fueron tomadas en cuenta para otorgarle el certificado LEED.

Cabe mencionar que hasta 2015 en el país sólo 139 edificios habían ganado esa distinción.

Abraham Cababie Daniel.