Las ampliaciones de casas, mejores con un buen arquitecto

Puede que tu casa no tenga suficiente espacio, es por ello que las ampliaciones de casas son cada vez más comunes.

Tomaste la decisión de sumarle metros a tu casa y ahora quieres saber cuáles son los pasos a seguir. Aquí te damos nuestras recomendaciones para que tu proyecto sea un éxito.

Es común que, con el paso del tiempo, desees ampliar la extensión de tu casa, ya sea por la llegada de un bebé, por un cambio de estilo de vida o por el simple gusto de hacer una pequeña transformación. Las ampliaciones son procesos comunes por los que pasan los terrenos de las casas. No obstante, te recomendamos ampliamente que utilices la ayuda de un arquitecto experto para que te guíe durante la obra, ya que prescindir de este tipo de profesionales, podría derivar en ciertos conflictos que preferirías evitar.

Abraham Cababie Daniel y Elías Cababie Daniel entienden perfectamente de qué tratan las ampliaciones, pues su desarrolladora, GICSA, ha realizado varias.

¿Qué necesito?

Un buen experto sabrá orientarte para que cuentes con los permisos legales pertinentes. Algunos de los documentos que se necesitan para realizar ampliaciones son: la solicitud de ampliación, los planos del proyecto, las características del terreno y la factibilidad de agua potable.

Estos pasos suenan tediosos, pero son muy importantes, ya que, de obviarlos, la ampliación que construiste carecerá de validez en una tasación en caso de que quieras vender la propiedad en un futuro. Es también posible que recibas una multa por parte de tu municipalidad en caso de no contar con los permisos necesarios.

Requerimientos para ampliaciones de casas

Existen ciertos requerimientos para que la municipalidad pueda otorgarte el permiso para construir una ampliación en tu propiedad: demostrar que la obra no esté emplazada en áreas de riesgo o en bienes nacionales de uso público; no contar con reclamaciones escritas por incumplimiento de normas urbanísticas y cumplir con las normas de habitabilidad, seguridad, estabilidad y de electricidad, agua potable y gas.

Los arquitectos conocen a la perfección los protocolos y legislaciones a seguir, de manera que un buen apoyo sabrá aconsejarte para que tu obra sea un éxito. Y no se trata únicamente de cumplir con las normas necesarias, sino de saber sacarle el mayor provecho a los espacios con los que ya cuentas. El arquitecto al mando del proyecto sabrá leer las dimensiones con las que cuenta y cómo es que vale la pena distribuirlas, así como qué tipo de materiales y texturas conviene utilizar según el contexto en donde se vaya a realizar la ampliación.