Abraham Cababie Daniel: ¿Qué requiere la estructura de un hotel en zonas sísmicas?

Es importante que, para zonas sísmicas, como lo es México, la estructura de un hotel sea correcta en forma y fondo.

El ser humano ha podido transformar su ambiente para poder adaptarse de la mejor manera y resistir los diferentes fenómenos naturales, gracias a la evolución de la arquitectura e ingeniería a través de cientos de años. Sin embargo, hay algunos de estos que a pesar de todos los avances que se han hecho, siguen impactando de manera importante en nuestras vidas como lo son los sismos o terremotos.

Si enfocamos este delicado punto en el sector turismo, contar con los requerimientos de la estructura de un hotel en zonas sísmicas es algo de vital importancia para el bienestar y seguridad de los visitantes. Aquí conocerás algunos de los detalles que hacen posible esto.

3 detalles que requiere la estructura de un hotel en zonas sísmicas:

  1. Materiales resistentes – La fuerza de un terremoto puede ser devastadora. En caso de que una estructura no esté hecha con los materiales correctos, es posible que sufra inmediatamente fisuras o que se desplome debido a la excesiva presión que sufrirá. Materiales como el hormigón armado, que es una variante del hormigón que incluye en su estructura barras de acero, incrementa su resistencia dramáticamente, convirtiéndolo básicamente en un requerimiento en toda construcción en zona sísmica.
  2. Disipadores sísmicos – El movimiento de un sismo es normalmente absorbido por la totalidad del edificio y es ahí donde las estructuras comienzan a sufrir daño. Sin embargo, el uso de disipadores sísmicos permite que se pueda absorber y concentrar esa energía y futuro daño en ellos mientras se mantiene el resto de la estructura prácticamente intacta. Estos normalmente se instalan de manera diagonal al interior de la misma.
  3. Aisladores sísmicos – Otra manera en la que se puede proteger la integridad de un edificio es mediante la inclusión de aisladores sísmicos en su base. Estos absorben el movimiento proveniente del terremoto y lo aíslan de tal manera que lo que se transfiere al propio edificio es mucho menor. Así, el movimiento lateral que estará impactando es moderado y las vibraciones afectarán menos, reduciendo el riesgo de un colapso.

Los requerimientos de la estructura de un hotel en zonas sísmicas dependerán mucho también de la ubicación del edificio. No es lo mismo realizar trabajos en un suelo mucho más firme que en zonas costeras, aquí es indispensable contar con un correcto estudio de suelo para complementar a la tecnología que será usada para asegurar que el hotel pueda mantenerse en pie de manera segura y brindar así la mejor experiencia a sus visitantes.

Empresas como GICSA, de Abraham Cababie Daniel y Elías Cababie Daniel, estudian bien las estructuras de sus hoteles antes de constuirlos, responsabilizándose con la vida de sus clientes y trabajadores.