Proyectos mixtos, beneficios en ciudades grandes

Los proyectos mixtos son una solución que empresas como GICSA – de Abraham Cababie Daniel y Elías Cababie Daniel– han dado al problema de movilidad.

Visitar por unos días alguna de las grandes ciudades que existen en el mundo es una experiencia inolvidable. Los altos edificios, su densa población, su oferta de entretenimiento, cultura, deporte y gastronomía son algo que atrae a muchos turistas. Sin embargo, vivir y laborar ahí adquiere un sentido totalmente distinto ya que el tráfico, la saturación de espacios y las largas distancias suelen ser un lado de la moneda que frustra a muchos, día con día.

Los proyectos mixtos han sido recientemente una de las mejores soluciones a la que han acudido las grandes ciudades debido a los beneficios que se obtiene gracias a su estrategia comercial, diseño y construcción.

3 beneficios que aportan los proyectos mixtos

  1. Reducción de traslados – La pesadilla número uno de cualquier persona en una metrópoli concurrida es definitivamente el tráfico y la saturación del transporte público. De una manera u otra, parece que las horas pico son ya una constante que impide transitar de manera tranquila para poder hacer más de una actividad en un día. Los proyectos mixtos tienen la gran ventaja de poder ofrecer una pequeña ventana de escape a esta realidad ofreciendo alternativas debajo de un mismo techo que ayudan a reducir traslados, ahorrar tiempo, evitar saturación y mejorar la calidad de vida de las personas.
  2. Diversidad y flexibilidad – Dependiendo del espacio y extensión del proyecto, las posibilidades son enormes respecto a las combinaciones que se pueden hacer para dentro de un desarrollo mixto. La clave está en que se ofrezcan soluciones que impacten de manera positiva de manera local y que brinden valor a la creación de ese proyecto mixto. Residencias, oficinas, escuelas, centros y locales comerciales, hospitales, hoteles, restaurantes y más suelen ser unidas de manera estratégica.
  3. Creación de empleos e inversión segura – La bondad de no limitar el uso de un inmueble para un solo propósito permite poder diversificar el número de empresas que pueden existir, dando así una mayor ventana para nuevos empleos y una inversión con menor riesgo para los que decidan invertir en el proyecto.

Las grandes ciudades siguen creciendo año tras año y exigen constantemente que se dé una transformación y evolución que pueda soportar ese ritmo vertiginoso y atienda todas sus necesidades.

Es aquí donde los proyectos mixtos han logrado contribuir a una mejora constante del desarrollo urbano ofreciendo alternativas para mejorar aspectos importantes en cada uno de los vecindarios donde se dan estas construcciones.