Hoteles en edificios mixtos y sus 3 beneficios

La construcción de hoteles en espacios de uso mixto es cada vez más común, y son muchísimos los beneficios de situar un hotel en un desarrollo de este estilo: 

  1. Comodidad:

La razón más obvia por la cual existen este tipo de desarrollos. Y es que no hay nada como contar con todo lo que puedas necesitar en un mismo espacio. De hecho, los edificios mixtos nacieron de eso mismo. De la necesidad de llevar a cabo distintas tareas y actividades sin tener que recorrer largas distancias, y enfrentarnos a largas horas parados en el tráfico. Al hablar de hoteles situados en espacios de uso mixto, los huéspedes cuentan con más comodidad que en ningún otro lugar.

  1. Productividad:

Los hoteles que se encuentran en edificios mixtos son el lugar ideal para los viajes de negocios. La mayoría de las veces estos desarrollos se encuentran en zonas estratégicas, cercanos a los puntos de negocios más relevantes de la ciudad. Esto se ve traducido en un sinfín de beneficios: al hacer un viaje de negocios, probablemente te estés hospedando muy cerca de la oficina, lo cual reducirá los tiempos de recorrido y te permitirá tener una estadía más productiva. De modo que sólo tendrás que enfocarte en lo importante. Además, podrás tener juntas de negocios y citas con clientes en los mejores restaurantes y así provocar una excelente impresión.

  1. Entretenimiento:

Uno de los mayores beneficios de hospedarte en un hotel dentro de un edificio mixto es la gran oferta de entretenimiento que tienen. La oferta gastronómica, a lo que habrá que sumarle la oferta en comercios destinados al ocio cines, bares, boliche, centros de juegos infantiles y mucho más, para que tu estancia sea lo más divertida, y aproveches al máximo el tiempo de tu viaje.